Inicio Acuerdos, Convenios y Legislación Estado de las Costas Directiva Hábitats Hábitats y Especies Guía Práctica Dashboard de sostenibilidad
 

Guía práctica sobre la Protección e Implantación de la Directiva Hábitats 92/43/CE en los espacios marinos y costeros.

La finalidad de esta breve guía es la de identificar, gestionar e identificar las ausencias que se han podido observar en las zonas marinas y costeras que vayan a formar parte de la Red Natura 2000.

Identificación de los Lugares de Interés Comunitario y su Gestión.

  • La elección de los LICs es un ejercicio técnico- científico que requiere una amplia recopilación de datos y un importante ejercicio de investigación. Hay que aunar más en las especies acuáticas mediante un exhaustivo estudio científico con el fin de identificar los factores físicos y biológicos esenciales más representativos para su vida y reproducción . Buenos datos de localización, extensión y distribución de los hábitats y especies son necesarios para establecer unos límites adecuados de los hábitats. Es por esto, que se le ha de dar mucha importancia a la búsqueda de información. De esta manera se favorecerá una mayor comprensión de los procesos geomorfológicos y ecológicos, así como de la dinámica litoral y la sensibilidad de estos hábitats a los impactos humanos.


  • Los límites de los LICs deben estar claramente identificados en los mapas.


  • Falta o insuficiencia de Corredores Ecológicos. Habría que darles mayor importancia a las zonas de reproducción, vistos como corredores ecológicos para ligar dos poblaciones de la misma especie.


Una Gestión Integrada.

  • La Directiva Hábitats 92/43 y la Gestión Integrada de Zonas Costeras están claramente ligadas. Parte de los problemas de conservación son la falta de cooperación y coordinación además de los diferentes interéses sectoriales.


  • La reciente experiencia sugiere, que una aproximación integrada que incluya la participación de diferentes actividades es esencial para la adecuada gestión del medio litoral. Los objetivos de Conservación (Ej. Proteger la posidonia oceánica) y los usos del medio (Ej. Determinados artes de pesca) son en muchas ocasiones origen de conflicto. Se debería plantear el establecimiento de un marco de gestión que englobe todos los diferentes grupos de intereses, y que asegurase una aplicación real de planes de gestión donde fuera necesario.


  • Para realizar una adecuada gestión integrada es necesario llevar a cabo Planes de Gestión. Estos pueden llegar a ser una herramienta muy valiosa para ayudar a poner en su lugar las medidas de conservación necesarias. Mientras que a su vez proporciona un marco en el que los diferentes intereses que ejercen presión sobre la zona pueden ser incluidos. Teniendo en cuenta la cultura local y el contexto socio-económico, el plan puede tener potencial para ser un buen instrumento para todos aquellos que se pueden ver relacionados con las actividades ejercidas dentro y fuera de la Red Natura2000. Este acercamiento puede ser particularmente valioso en áreas marinas y costeras como medida de reconciliación de los conflictos potenciales que pueden emerger de los usos de los recursos y actividades como la pesca (incluido Acuicultura), navegación, operaciones portuarias, turismo, ocio etc...


  • En el desarrollo de estrategias de Gestión, es necesario saber con claridad las características que le han dotado al lugar como hábitat de importancia comunitaria y también tienen que ser establecidos los objetivos de conservación que deberán incluir indicadores adecuados y métodos para la monitorización de los hábitats y especies. También deben ser claros los mecanismos de evaluación y de revisión de las medidas de gestión.


  • Es importante que la financiación sea suficiente y adecuada para la identificación de LICs, su designación y su Gestión, además de desarrollar unas herramientas adecuadas a la accesibilidad a los Fondos Estructurales para asistir estas actividades.


Medidas de apoyo:

  • Los avances tecnológicos pueden tener un papel importante como medida de apoyo.


  • Se deberían tomar todas las ventajas de las iniciativas existentes y del apoyo a nivel comunitario, que rodeen a la gestión de áreas marinas y costeras. Puede haber oportunidades de cooperación y de aprendizaje de algunos proyectos que reciben fondos de la UE, incluido el Programa de Demostración sobre la Gestión Integrada de Zonas costeras, La estrategia Pan-Europea de Biodiversidad y otros proyectos LIFE.


  • Un abanico de políticas de apoyo, incluida la zonificación, información y educación pueden ser muy útiles para establecer las adecuadas herramientas de gestión. Sería conveniente hacer conocer la necesidad urgente de protección que sufre el medio litoral, así como dar a conocer la Ley de Costas y la futura Red Natura 2000 como herramientas de protección incluyendo las repercusiones que éstas van a ejercer sobre la zona. Resultaría por tanto muy efectiva, la disponibilidad de información, mejorar sistemas de avisos y la realización de proyectos de educación que podrían ser financiados por la CE.


  • Sería conveniente que se creara un mecanismo de cooperación entre las diferentes administraciones con poderes apropiados para coordinar la gestión de estos LICs.


  • En la medida de lo posible, la población que se pueda ver influenciada por la declaración de un LIC, ha de ser informada e involucrada tanto, en la fase de consultas como en la creación e implementación de planes de gestión.


  • La propuesta de objetivos de conservación y medidas de gestión deberían haber tenido un periodo de consultas y deberían ser presentadas de una forma clara y accesible.


Cumplimiento de la Legislación.

  • Se hace necesario una coordinación de todas las acciones existentes en relación a los acuerdos y convenios ratificados por España.


  • Activar un mecanismo para llevar a cabo y confirmar el cumplimiento de la Ley de Costas en toda su extensión. Estas deben ser acompañadas de un monitoreo práctico y un refuerzo de las soluciones planteadas a los problemas que surjan.


  • La población y los distintos sectores involucrados deben ser partícipes en el proceso de decisión y desarrollo del cumplimiento de dicha Ley. Se debe también involucrar a la sociedad en su propia regulación y en el seguimiento de su cumplimiento. Por lo que los individuos han de ser invitados a denunciar todas aquellas ocupaciones de suelo “ilegales” que tienen lugar en el Dominio Público Marítimo Terrestre de manera que faciliten el proceso de deslinde a la administración central (MIMAM).


  • La solución al incumplimiento de la Ley de Costas radica, mas en una sensibilización y una educación en relación con los valores y nuestra relación con este entorno. Además de una urgente necesidad de concienciación al respecto.


  • Poner especial atención y medios técnicos para que la nueva legislación de vertidos se cumpla.


  • Los Planes de Gestión no pueden usarse como sustitutos para una apropiada evaluación de nuevos planes y proyectos cuyos efectos puedan perjudicar al LIC. Cualquier desarrollo que pueda afectar a estas zonas, tiene que ser evaluado de acuerdo con el procedimiento del Art. 6.


  • Las medidas compensatorias han de ser utilizadas de acuerdo a lo dispuesto en el Art. VI, y no deben de servir como excusa o solución para llevar a cabo algunos planes y programas que puedan ser perjudiciales para el LIC según lo dispuesto en el Art. VI de la Directiva.

 

Faro
 Imágenes propiedad de sus respectivos dueños© Marta Espinós Palenque