Inicio Acuerdos, Convenios y Legislación Estado de las Costas Directiva Hábitats Hábitats y Especies Guía Práctica Dashboard de sostenibilidad
Hábitats y Especies
Hábitats
Especies
 

Hábitats Marinos y Costeros

Los hábitats marinos y costeros aparecen distribuidos en la Directiva 92/43 en dos grandes epígrafes: “Hábitats Costeros y Vegetación Halofítica” y “Dunas Marítimas y Continentales”. Entre ambos grupos se distribuyen los hábitats naturales y seminaturales considerados por la Directiva Hábitats en el espacio litoral. Han sido varios los expertos que han reconocido insuficiencias en esta clasificación de hábitats marinos y costeros. En concreto, la Sociedad Española de Cetáceos considera que faltan 7 hábitats marinos por representar entre otros.

Sustrato Blando
  Bancos de arena cubiertos permanentemente por agua marina poco profunda
  Praderas de Posidonia
  Sistemas Dunares y playas
  Humedales Costeros
  Lagunas Costeras.
  Estuarios
  Grandes calas y bahías poco profundas.
  Llanos fangosos o arenosos no cubiertos de agua cuando hay marea baja

Sustrato Duro
  Acantilados Marinos.
  Arrecifes.
  Los fondos rocosos
  Cuevas marinas sumergidas y semi-sumergidas

 

Sustrato blando

Las costas de sedimentación están en continuo movimiento. Es un sistema dinámico en el que los distintos elementos que la componen están altamente relacionados entre sí de tal manera que alterando uno de los hábitats que lo componen, se verá alterado el medio en conjunto. Por ejemplo, el efecto de contención ejercido por la posidonia y por los sistemas dunares en el mediterráneo permite un aporte regular de arenas a las playas que compensan la acción erosiva del oleaje. Si se rompe este equilibrio dinámico, habrá un exceso o un déficit sedimentario que romperá el equilibrio del medio.

Hábitat 1110. Bancos de Arena Cubiertos permanentemente por agua marina poco profunda.

Estos bancos de arena se encuentran sumergidos, desnudos o con vegetación dominante de Zoostera marina o Cymodócea nodosa. Es un hábitat con importancia para la invernada de aves. Asimismo, alberga una interesante comunidad de invertebrados que suponen la base de la alimentación de especies superiores.

Hábitat 1120. Praderas de Posidonia.

Las fanerógamas marinas son las únicas plantas con “verdaderas raíces” subacuáticas con flores y frutos. Estas praderas dan cobijo a numerosas especies tanto animales como vegetales dando lugar a un ecosistema muy rico y diverso. Además, estas plantas subacuáticas cumplen un importante papel en la dinámica litoral y en el mantenimiento de la línea de costa manteniendo su equilibrio sedimentario.

Breve Diagnóstico Praderas de Posidonia:

La Posidonia Oceánica se encuentra incluida en el Anexo I De la directiva 92/43 como hábitat prioritario y está insuficientemente representado en España según el último seminario para la evaluación del Mediterráneo. Es una especie en regresión en todo el litoral mediterráneo debido fundamentalmente a la presión antrópica a la que se encuentra sometida en especial a los cambios en la estructura sedimentaria del litoral, la pesca de arrastre, fondeo de embarcaciones, piscifactorías a menos de 50m de profundidad, los vertidos y las alteraciones de la cadena trófica. Su distribución por el litoral mediterráneo era continua.

Sistemas Dunares y playas.

Las playas son un ecosistema muy frágil y vulnerable siendo a su vez el principal atractivo turístico y una fuente principal de ingresos económicos en nuestro país. En muchas ocasiones, su estado presenta un estado de degradación debido fundamentalmente a la creación de puertos y la urbanización en la propia playa que se han venido haciendo desde los años 60.

Las dunas litorales son formas de acumulación de arena, resultado de la acción del viento y del aporte de material por parte de las olas. Tienen un perfil longitudinal paralelo a la línea de costa. Sobre ellas se asienta vegetación que ayuda a retener la arena dando lugar a un ecosistema muy rico y diverso. Las dunas van creciendo a medida que se alejan de la costa, siendo los primeros cúmulos de arena denominados “dunas embrionarias” y a medida que se alejan “dunas móviles”.

Especies típicas de estos lugares son las Gramíneas y tomillo. Con la fijación definitiva de las dunas nos encontramos vegetación pre-forestal como los pinos y sabinas, frenando y fijando las dunas. Las dunas también son cobijo de numerosas especies animales endémicas de invertebrados como moluscos terrestres e insectos. Las dunas son básicas como reservorio natural de arena para las playas así como para la creación y estabilización de humedales y de la línea de costa en general. Además, debido a su elevada porosidad y permeabilidad, son importantes reservas de agua subterránea.

Definiciones
Dunas de Doñana

Breve Diagnóstico.

Según los datos de satélite Netcoast, los sistemas dunares son el sistema más degradado del litoral costero europeo. Un estudio realizado indica que en España solo queda el 45% de los sistemas que había en 1900. La razón de su progresiva desaparición es fundamentalmente por la transformación de la franja costera por su adecuación industrial, agrícola y turística, siendo el litoral más afectado por la actividad humana.

  • La ocupación por asentamientos urbanos, infraestructuras de transporte e instalaciones turísticas.
  • Uso de aprovisionamiento de arena de las dunas, sobre todo como sustrato para cultivos de invernadero.

  • Impactos derivados del uso público de estos sistemas.

  • Introducción de especies vegetales exóticas que desplazan a las autóctonas.

  • En la Directiva hábitats, las dunas marítimas se encuentran incluidas en el Anexo I, destacando como hábitat prioritario las que están acompañadas de pinos y sabinas.


Humedales Costeros

El Convenio Ramsar, anteriormente citado relativo a la conservación de humedales viene a proteger estos hábitats. En el mediterráneo, se encuentran unos 15 humedales costeros incluidos en el Convenio Ramsar.

Estos humedales están considerados como uno de los sistemas mas productivos del mundo, aportando los elementos necesarios para multitud de especies. Además tienen un importante valor socio-económico en campos como la agricultura, la pesca el abastecimiento de agua y el turismo.

Breve Diagnóstico

Los principales problemas detectados son:

  • Pérdida de la integridad física de los humedales por usos fundamentalmente agrícola y turístico (en menor grado industriales).
  • Erosión
  • Déficit hídrico por exceso de uso del recurso de agua, y actuaciones costeras que han roto la dinámica hídrica con el mar.
  • Pérdida de calidad del recurso hídrico por contaminación.
  • Abandono y cambio de usos de los usos tradicionales del suelo e intensificación de usos.

Los deltas, y las lagunas litorales están incluidos en el Anexo I de la Directiva de Hábitats 92/43.


Hábitat 1150. Lagunas Costeras.

Las lagunas costeras y albuferas son áreas de agua salada de origen marino, parcial o totalmente separado del mar (humedales con menos de 3 m de profundidad) dispuestas paralelamente a la costa y separadas por una barra de arena que normalmente tiene canales que transportan el agua desde la laguna hacia el mar. Estas zonas se caracterizan por una diversidad hídrica múltiple; aguas marinas, lluvia, aguas continentales y subterráneas.
Los humedales costeros más representativos del litoral español son los deltas y las lagunas costeras;

Las lagunas costeras suelen estar muy asociadas a otros hábitats litorales muy amenazaos como los sistemas dunares, los estuarios y los llanos fangosos. Fueron consideradas como insuficientemente representadas para España en el último seminario de evaluación.

Definiciones
Laguna Costera


Código 1130. Estuarios

Son zonas en las que se produce una acumulación sedimentaria de arenas de gran magnitud ocasionada por la descarga de un rió. Aparecen en aquellas zonas donde el aporte fluvial supera el grado de erosión marina.

Gracias al aporte de materia orgánica de los ríos, esta zona tiene una elevada tasa de producción que favorece la aparición de especies de elevado interés pesquero. La elevada tasa de sedimentación en estas zonas ha proporcionado grandes extensiones de terreno ricos en nutrientes que has sido y son aprovechados por la agricultura.


Hábitat 1160. Grandes calas y bahías poco profundas.

Se define este hábitat por corresponder a grandes entrantes al borde de la costa en los que, a diferencia de los estuarios, la influencia del agua dulce es relativamente poco importante. Estos entrantes suelen estar protegidos de la acción del oleaje y contienen gran cantidad de sedimentos y substratos con una zonificación de las comunidades bénticas muy bien desarrollada. Esas comunidades suelen tener una alta diversidad. Este hábitat tampoco fue considerado como suficientemente representado dentro de la propuesta de LICs en España.


Hábitat 1140. Llanos fangosos o arenosos que no están cubiertos de agua cuando hay marea baja.

En las zonas no cubiertas por agua en la marea baja las arenas y los fangos de la costa y de las lagunas asociadas al mar pueden formar llanos más o menos extensos. Estas llanuras suelen estar desprovistas se plantas, pero a menudo, se ven cubiertas de diatomeas y otras algas unicelulares que aportan un color y un aspecto verdoso. Esta cubierta es de gran importancia, por cuanto supone la base de la alimentación de aves limícolas y zancudas. Estas áreas, son así mismo, muy diversas en especies de invertebrados.


Costas de Sustrato Duro

Acantilados Marinos.

Los acantilados marinos albergan una alta diversidad de especies únicas debido a las exigentes condiciones a las que esta sometida esta zona con respecto a la salinidad, luz, temperatura, viento y oleaje.

Son zonas importantes para la nidificación de aves marinas tan importantes como pardelas y gaviotas muchas de ellas amparadas bajo la Directiva de Aves.
Encontramos también especies de invertebrados en la zona de influencia mareal como la Patella ferruginea, la cual se encuentra gravemente amenazada y tan solo se pueden encontrar una 12 especies en todo el litoral.

Definiciones
Perfil de un Acantilado

Diagnóstico

Los principales problemas que encontramos en estos hábitats son: La presión urbanística y turística, el aumento del uso público y el turismo de naturaleza en zonas de alto valor y gran fragilidad ecológica, además de la presencia de sustancias contaminantes, como HC.

En las costas acantiladas encontramos dos importantes hábitats que merecen especial mención;


Hábitat 1170. Arrecifes.

Corresponde a concreciones biogénicas (de origen orgánico) sobre sustratos rocosos que están sumergidos o que pueden quedar expuestos en marea baja. Los arrecifes sustentan generalmente a comunidades de algas y animales, incluidos los corales y crustáceos de interés comercial. España deberá ampliar la propuesta de LICs por haber sido considerado un hábitat insuficientemente representado en los seminarios anteriores.

Existe una carencia especial de arrecifes y de cuevas tanto en Asturias como en Menorca.

Los fondos rocosos.

Existen dos comunidades biológicas características de los sustratos duros, el corráligeno y las cuevas submarinas. En ambas, la luz es el factor limitante y es el factor clave para su desarrollo y su riqueza natural es solo comparable con las praderas de posidonia.

Diagnóstico

Se disponen de pocos datos con respecto a su estado e conservación, la mayor amenaza que sufre este ecosistema es la pesca de arrastre.

Los arrecifes están incluidos en el Anexo I de la Directiva Hábitats.


Hábitat 8330. Cuevas marinas sumergidas y semi-sumergidas

Estas cuevas se caracterizan por estar permanentemente sumergidas o parcialmente abiertas al cielo en marea alta. Sus paredes y fondos son abrigo y refugio de comunidades de algas e invertebrados específicas y adaptadas a este ambiente. Las Grutas y Cavidades submarinas están caracterizadas por un número de especies muy características como son los moluscos Lurida lurida (porcelana) o Peltodoris atromaculata (Vaquita), únicos de estos medios.

Diagnóstico

Estas zonas, debido a su menor accesibilidad para el ser humano y menor capacidad de acogida de las actividades y usos de suelo, estos hábitats son los que menor impacto ambiental han sufrido. Aunque tampoco se tienen datos relevantes en relación a su conservación. Una de las mayores amenazas de las cuevas y grutas submarinas es como en el caso de la biocenosis de Corráligeno la presión ejercida por el exceso de buceadores en la zona.

La propuesta española de sitios para ser incluidos en la Red natura 2000 tampoco resultó suficiente, por lo que deberá ser ampliada.

Costa
 Imágenes propiedad de sus respectivos dueños© Marta Espinós Palenque